Cepeda: la importancia de su gesto hacia Aitana Ocaña


Se nos rompió el amor de tanto usarlo,  jamás duró una  flor dos primaveras. Siempre he pensado que esta canción de Manuel Alejandro que universalizó Rocío Jurado es la mejor representación de lo que es la pasión: un día tocas un cuerpo y se te paran los pulsos y al siguiente es como quitarle el polvo a una mesa de mármol.

Lo de Aitana Ocaña y Cepeda se terminó, pero la admiración mutua continúa. Porque los dramas ya no se llevan nada, aunque visto lo visto, hay un repunte del machismo en las nuevas generaciones, que deberían haber aprendido de los errores que han cometido sus padres y no imitarlos.

Un bonito gesto

El ex-concursante de ‘Operación Triunfo’ ha compartido en su perfil de Instagram un ‘cover’ de su ex, ‘Vas a quedarte’, y solo los resentidos, los que no saben perder o los que han creído poseer en lugar de querer no lo han entendido. Los demás se lo aplaudimos, por supuesto.

Cepeda dio ayer toda una lección de evolución de la especie humana ante los trogloditas de nuevo cuño en este vídeo, que podría ponerse como ejemplo en los colegios para inocular a los adolescentes el virus del respeto hacia alguien que lo fue todo para ti.  Sin embargo, no todos captaron el mensaje, así que más tarde escribió en Twtiter: «A ver si la peña que está saliendo ahora de su cueva de nuevo se le mete en la cabeza que siempre hice, hago y haré lo que me sale de los huevos para promocionar a un compañero. A vuestra puta cueva».

Como Pablo López

Por ponerle un pero, podría haber pulido un poco el lenguaje antes de darle al ‘enter’, pero cuando uno se enfada echa espumarajos por la boca, se acuerda de lo más sagrado (aunque ahora hay que tener cuidado porque son capaces de meterte en la cárcel por ello) y dices cosas de las que luego te arrepientes. Pero la intención prevalece en este caso sobre las formas.

View this post on Instagram

Nos vemos mañana?

A post shared by Luis Cepeda (@cepeda) on

No puedo evitar pensar cuando veo a Cepeda en Pablo López, a quien Risto Mejide machacaba en su edición y años después tuvo que pedirle perdón por ello. Quizás fuera el concursante al que con menos mimo se trató, pero, sin embargo, es el que lleva la delantera a otros muchos que, a priori, caían mucho más simpáticos.

Fruto del esfuerzo

«Enhorabuena Aitana por todo tu trabajo, constancia y esfuerzo» le dice Cepeda a la cantante. En efecto, la perseverancia es un arma que nunca decepciona, porque puede que no te lleve a donde habías planeado, pero siempre será a un lugar mejor que si eres indolente, pesimista o poco trabajador. Como periodista que lleva más de veinte años haciendo entrevistas puedo añadir que he visto estrellas con un fulgor que casi te cegaba apagarse con la rapidez de una cerilla que no da ni para encender un cigarro.

[LEE MÁS: Aitana Ocaña, la verdadera ganadora de ‘Operación Triunfo’]

Me parece un gesto elegante, sincero y noble el de Cepeda, ayudando a promocionar a Aitana, que está disparada y tampoco lo necesita, pero lo agradecerá. En un momento de regresión de valores, en el que se apuesta por derogar leyes que protegen a los más débiles y en los que la sociedad se está convirtiendo en una manada que quiere arrinconar a los diferentes, aplaudo al cantante y pido que los demás prediquen con el ejemplo.

Después del amor, quedan siempre muchas cosas que merecen la pena compartir con esa persona que ya no es tu pareja. A la vista está…