El valiente gesto de Alfred García


Como en ‘Melinda y Melinda’, una de las películas menos celebradas pero no por ello peor de Woody Allen, se narraban los mismos acontecimientos desde dos puntos de vista. Uno en tono de comedia y el otro de drama. Porque la realidad se puede ver desde tantos ángulos y prismas, que se puede llegar a conclusiones antagónicas desde distintos caminos. Y a planteamientos similares desde puntos de vistas contrapuestos.

Por eso, después de escribir un artículo explicando por qué me parecía bien la ausencia de Amaia Romero en la gala de la elección de nuestro representante en Eurovisión no puedo dejar cojo el relato y no contar la otra parte de la historia. El papel de Alfred García…

Un recuerdo emocionante

El exconcursante de ‘Operación Triunfo’ sí decidió acudir y rememorar su paso por Eurovisión de lo que él sí ha hablado siempre con orgullo. A mi entender se siente mucho más identificado con la canción que interpretaron y con la experiencia que vivió que la que fuera su pareja. Por eso su presencia en una gala que tanto dejó que desear y defender su fracaso eurovisivo, del que, repito una vez más, ninguno de los dos fue responsable, es un gesto valiente. Otros en su lugar hubieran evitado dar la cara, sobre todo cuando ya has echado a andar y tienes el viento a favor, como es su caso.

Alfred García ha iniciado su carrera de manera muy coherente y puede ser todo un referente para los concursantes de esta nueva hornada, que parecen mucho más perdidos y hasta desmotivados. Quizás por eso la audiencia de esta edición fue mucho más baja y la gala de ayer no fue una excepción. Su ‘share’ bajó a menos de la mitad, porque desde hace semanas se ha publicitado que los concursantes no tenían ilusión por ir a Eurovisión y porque la mayoría de las canciones no serían ni un bonus track de cantantes de medio pelo. Merche es capaz de mucho más de lo que ayer vimos en la voz de Natalia y Morat tiene acreditados un montón de títulos que hacen palidecer al que interpretó ayer Carlos Right (muy correctos los dos en su ejecución, por cierto).

Contra los prejuicios

El cantante catalán, al que todo el rato se le recuerda su procedencia geográfica para estigmatizarle, está venciendo todos los prejuicios de los ignorantes y de los que viven instalados en el conflicto. ‘1016’ es ya disco de oro y su gira un éxito. La mejor estrategia es dejar que las polémicas se apaguen solas, no contestar y seguir tu camino, no el que te marcan los demás. Ha producido y compuesto lo que canta, así que no se le puede pedir mucho más. Por eso su esfuerzo está teniendo su recompensa.

Famous se merecía algo mejor

Y para acabar completando mi crónica de la gala de ayer (la otra parte está en el artículo de Amaia), solo decir que los concursantes de ‘Operación Triunfo’ se merecían mejores composiciones, en especial el ganador, Famous, a quien le tocó una canción muy difícil de sacar adelante. 2019 va a ser una nueva oportunidad perdida y me da pena por Miki, quien parece un chico encantador y trabajador, pero va a volver a casa con un muy mal resultado. Ojalá me equivoque.

[LEE MÁS: Amaia hizo bien en no ir a la gala de Eurovisión]