‘Dirty John’, la nueva serie malísima que te encantará


Entre leer a Marcel Proust y ver ‘GH Duo’ hay un millón de posibilidades y todas son válidas. Es más, estas dos opciones no son excluyentes ni incompatibles. El mundo, por suerte, es mestizo. Por eso, me puedo imaginar el infierno lleno de individuos que exclusivamente se han recreado en este genio francés de la literatura y otros de ese palo (Faulkner, James Joyce, Dos Passos, Céline). También lleno de fans de ‘realities’ y ‘Sálvame’. Por eso, como formuló Aristóteles, la virtud está en el término medios.

Siguiendo el consejo del filósofo griego, hay días que me doy a la alta literatura (quizás no tan alta como ‘En busca del tiempo perdido’, pero casi). Otros a seriales basados en hechos reales como ‘Dirty John’, que fue producido para Bravo y que en España podemos disfrutar gracias a Netflix. Y digo bien, disfrutar. Se trata de un despropósito que, si sobrevives al primer episodio, te querrás tragar de un tirón. Como esas pizzas que te van a destrozar las arterias, pero que una vez que das un bocado, tu cuerpo pide más.

Basado en hechos reales

‘Dirty John’ es la adaptación de un podcast del periodista Christopher Goffard para Los Angeles Times que cuenta la devastadora historia de un individuo sin escrúpulos que seduce a una mujer a la que literalmente le destruye la vida. Nada que no hayas visto ya en un telefilme de Antena 3 los sábados por la tarde. Aún así, merece una oportunidad. No solo por la gran interpretación de sus protagonistas, Connie Britton (no me digáis que su nombre no vale también para una cantante de ‘country’), que fue nominada al Globo de Oro por este papel, y Eric Bana.

La evasión es más que necesaria en tiempos revueltos como los que nos está tocando vivir y ‘Dirty John’ es entretenimiento ‘camp’ en estado puro. Los estilismos de la protagonista son pura sublimación de una América que nunca será París. Los diálogos hubieran logrado la aprobación de Aaron Spelling, mítico creador de ‘Sensación de vivir’ y ‘Melrose Place’. Y el resto del reparto podría haber formado parte del elenco de ‘Homo Zapping’. Especialmente la madre de la protagonista, que a veces recuerda también a Sophia Petrillo de ‘Las chicas de oro’, pero en clave dramática.

Un ‘must see’

Por todos estos motivos y otros que vosotros mismos descubriréis, ‘Dirty John’ es la serie ‘low cost’ que estabas esperando. No hay nada mejor que ver a gente que lo está pasando peor que tú en la ficción para darte cuenta que la vida merece la pena. Aunque solo sea por estos placeres no culpables.

[LEE MÁS: ‘You’, la nueva mierda de Netflix que no os podéis perder]

Gracias a Netflix he disfrutado en los últimos meses de subproductos maravillosos como ‘Elite’ o ‘You’. Series, que, por suerte, tendrán nuevas temporadas. Tras acabar ‘Dirty John’ me he quedado un poco huérfano. No me queda otra que navegar en su inabarcable catálogo en busca de un diamante en un estercolero. O viceversa. Porque no solo de ‘Roma’ viven nuestras pupilas. El universo no se acaba en Alfonso Cuarón. Hay otros planetas que visitar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *