Estrella Morente, ‘Copla’: el abismo entre la realidad y el deseo


Decía el poeta Luis Cernida que entre la realidad y el deseo hay un abismo. Eso es algo que he podido constatar al escuchar ‘Copla’, el último disco de Estrella Morente: me hubiera gustado que me encantara, pero no fue así. Es precisamente cuando tienes grandes expectativas y nos las ves cumplidas cuando te llevas la mayor decepción. Por el contrario, cuando no esperas nada y consigues algo te quedas con la felicidad de un niño que ha recogido caramelos a puñados en la Cabalgata de los Reyes Magos, que, como todo el mundo sabe, son Chiquetete y dos amigos suyos disfrazados.

Homenaje a Quintero, León y Quiroga

‘Copla’ pretende sonar a antiguo y lo consigue, pero no en la dirección que se pretendía. Orquestado por las tradicionales bandas de música y con un aire retro más que buscado, cada uno de los temas que Quintero, León y Quiroga que recrea la hija de Enrique Morente transitan por los auriculares como productos en serie. Son tan homogéneas en su ejecución y en su producción que no acabas quedándote con ninguna.

Sé por declaraciones de la gran artista que huyó del dramatismo de una Marifé de Triana o de una Juana Reina (sin que ella las pusiera de ejemplo), pero quizás por eso, por su exceso de contención priva a las coplas de una de sus cualidades máximas, la capacidad de conmovernos. De clavarnos una daga en el pecho. O al menos a mí, que igual estoy en un modo emocional de temperaturas nórdicas. A su favor hay que decir que no ha caído en la trampa de aflamencarlas (una tendencia que me tiene frito) ni en la grandilocuencia de las orquestaciones ‘más grandes que la vida’ de Luis Cobos para Isabel Pantoja.

Otro de los problemas conceptuales del disco es la selección del repertorio, que le lleva a recrear temas ya sublimados por las artistas que las estrenaron y por otra legión de profesionales y aficionados que las han interpretado y en otras ocasiones perpretrado porque, aunque no se seas aficionado al género, están en la memoria colectiva.

Mil y un intérpretes

‘Yo soy esa’, ‘El día que nací yo’, ‘Miedo’, ‘Triniá… Quien más quien menos sería capaz de tararearlas, por lo que ‘Copla’ es jugar sobre seguro en términos comerciales, igual que han hecho otros flamencos como Miguel Poveda, pero hubiera sido un gran ejercicio recuperar otras piezas incluso de los mismos compositores que no alcanzaron el esplendor de las mencionadas. Aplicarles el criterio del investigador que trata de encontrar joyas que han pasado inadvertidas y necesitan un buen escaparate.

[LEE MÁS: Miguel Poveda, valiente en lo personal y en lo profesional]

Siendo gran admirador de Estrella Morente, estoy convencido que este disco ganará mucho en el vivo y en el directo, como decía la bruja Lola. Ella es una artista de muchos quilates que pisa fuerte con la seguridad que de su garganta salen filigranas sin aparente esfuerzo y que con sus manos y sus ojos es capaz de ser mil mujeres a la vez y no estar loca. Así que espero que ese abismo entre la realidad y el deseo desaparezca la próxima vez que me siente en un patio de butacas para disfrutar de su arte.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *