Rosa López va a salir adelante: siempre será una grande


Rosa López tiene un título oficioso, que le ha dado el público y que nunca perderá: Rosa de España. En un mundo en el que los afectos son volátiles, ella sigue gozando del cariño del público, algo que no se puede comprar ni se adquiere con impostura. Por eso pasan los años, pero ella sigue aquí y todo el mundo sigue sabiendo quién es, aunque no sea lo más ‘cool’ del milenio.

Esta semana leo titulares alarmistas que estoy seguro que son profecías que no se van a cumplir. Por supuesto que la artista granadina no se va a retirar ni tirar la toalla. Le apasiona cantar y va a segur haciéndolo. Da igual que esté vinculada a una multinacional o que tenga que ir a pelo, con su mera presencia, a defenderse como artista.

Sin discográfica

Tener una casa discográfica no te garantiza nada y no tenerla no significa que estés acabada ni muchísimo menos. Lolita Flores no la tiene y le va mejor que nunca, pero hay artistas que arrasan  en las listas que dentro de cinco años o quizás menos estarán arrinconados en nuestra memoria. Porque a la larga los nombres propios son más valiosos que ciertos contratos con muchos ceros a la derecha. Y se me vienen a la mente varios fenómenos actuales que dentro de un tiempo no serán más  que cenizas de sí mismos, aunque ahora parezca que van a tener el mundo a sus pies.

[LEE MÁS: Lolita Flores: el triunfo de la verdad, su verdad]

En mi trayectoria profesional he entrevistado a tantos artistas que parecía que se iban a comer la vida a dentelladas, algunos de ellos compañeros de Rosa en ‘Operación Triunfo’, que ya están si no olvidados, muy lejos de su mejor momento, que tengo muy claro que la popularidad de la ganadora de la primera edición del ‘talent show’ de TVE no se ha resentido por vender más o menos copias de su último disco.

Esta navidad: 
Perfecto para los que les cuesta dormir.
Consiguelo ya!

La autenticidad

La fama es algo tan caprichoso que es peligroso cuando la persigues a cualquier precio o le das un valor que no se corresponde. Es mucho más importante la trayectoria personal y despertarse cada mañana a gusto en tu propia piel que ser Trending Topic o estar número 1 en iTunes. Los impostores, los que se someten a las arbitrarias leyes del marketing acaban pagando un precio muy caro: el olvido. Además, las copias, las imitaciones y los que no son auténticos suelen acabar rezumando malestar e incomodidad con el personaje que se han construido.

A Rosa la he entrevistado muchas veces, unas cinco o seis, incluso estuve con ella en Tallin, cuando nos representó en Eurovisión. Ni creo que ella se acuerde de mí, pero yo sí de ella, porque es bondad, luz y honradez. Eso no se lo va a quitar nadie. Ni los titulares malintencionados, ni las vacas flacas ni el paso del tiempo, que no siempre resta, aunque pueda parecer lo contrario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *